Cómo superar una separación matrimonial

La separación matrimonial puede ser uno de los capítulos de vida más difíciles de superar. Pero no eres la primera persona que se enfrenta a ello, y la psicología tiene varias pautas que te pueden servir. Por eso aquí te mostraré cómo superar una separación matrimonial sin sufrimiento.

Conoce el método que ha ayudado a cientos de mujeres a superar la ruptura amorosa, Haz Clic Aquí

¿Separación o divorcio?

Vale la pena aclarar la diferencia entre separación y divorcio.

La separación no necesariamente implica divorcio, es decir la disolución del matrimonio. Algunas parejas deciden por acuerdo mutuo tomarse un tiempo de separación y luego volver con nuevos aires a intentarlo de nuevo. En ese caso aún continúan casados, y la separación es temporal.

El otro escenario es que hayan convenido en continuar casados por el motivo que sea, pero que la separación sea permanente.

Y el tercer caso, es cuando aparte de separarse, también hacen los trámites para finalizar su unión matrimonial, es decir que se divorcian.

Las sugerencias que se mencionan aquí son válidas para las 2 últimas situaciones, cuando no hay intención o posibilidad de volver a estar juntos.

Si la separación no implica divorcio

Puede que a pesar de estar separados, aún guardes la esperanza de arreglar su relación y volver con tu ex pareja. Si ese es tu caso te recomiendo revisar estas sugerencias para volver con tu ex esposo.

Pero también puedes haber decidido que a pesar de no estar divorciados, ya no quieres regresar a vivir con tu ex esposo(a). Si ese es tu caso, los siguientes 7 pasos te resultaran muy valiosos para superar una separación matrimonial.

7 Pasos para superar una separación matrimonial

Ningún caso es igual a otro, por eso no se puede se tan específico en cuanto a lo que se debe hacer en tu situación específica. Pero estas pautas generales de seguro te servirán como guía para superar la separación matrimonial:

1. No busques culpables

No buscar culpables

Lo que viene después de una ruptura es un torrente interminable de pensamientos que no son necesariamente útiles. Y uno de los más comunes es tratar de hallar un culpable a quien señalar.

Puede que le eches la culpa a tu ex pareja, en ese caso te identificarás con el papel de víctima. O puede que seas tú quien se sienta culpable y te atormentes pensando en ello.

Nada de eso te es útil en tu situación actual y solo implica un consumo de energía que te dejará agotado(a). Ten presente que en una relación, son ambos los responsables del rumbo que tome.

2. Acéptalo por completo

Aceptar para superar una ruptura matrimonial

La negación también es una de las primeras reacciones después de una separación matrimonial. Puede que te repitas “esto no me puede estar pasando a mi”, “no puedo creerlo”, o similares.

Mientras te encuentres en ese estado, estarás atada al pasado y no podrás librarte de él.

Debes aceptar tu situación actual, y aceptarlo implica dejar de pensar consciente o inconscientemente en lo que fue. De hecho los sentimientos que tienes empiezan en tu mente con un pensamiento. Ese pensamiento se refleja en tu cuerpo como una emoción, es ahí donde lo puedes sentir como tristeza, vacío, frustración, enojo, etcétera. Y este a su vez alimenta de nuevo los pensamientos, cerrando el círculo vicioso y encerrándote en el pasado.

La aceptación rompe ese ciclo. Aún así seguirán llegando ese tipo de pensamientos a tu mente, pero cuando lo notes, ya no te engancharás a ellos.

3. Suelta el pasado

Soltar el pasado y dejar ir

A pesar de haber aceptado tu situación presente es normal experimentar momentos de debilidad en donde quieres de alguna forma volver con tu ex esposo o esposa.

La causa de esto suele ser el mayormente el miedo a la soledad, pero también la sensación efímera de seguridad que da la una pareja.

En todo caso, en esos momentos de debilidad puede que quieras revisar sus redes sociales o enviarle un mensaje. Puede que tu mente te convenza de que no tiene nada de malo. Pero lo cierto es que si lo haces, vas a retroceder y los sentimientos volverán con la misma intensidad que al principio.

Libro volviendo al ruedo funciona

Suelta el pasado a cada momento, sobre todo cuando quieras regresar a el o sientas algo de nostalgia. Eso te permitirá concentrarte en algo real, tu momento presente.

4. No guardes rencor

Perdonar

El rencor o resentimiento es una pesada carga con la que suelen cargar quienes sufren por una separación matrimonial, sobre todo cuando el matrimonio terminó por la infidelidad de su pareja.

El rencor te ata al pasado y te produce dolor. El peso del rencor en realidad no te sirve para nada, solo contamina tu espacio interior y suele llevar a las personas a la enfermedad.

Perdonar es la clave, cuando perdonas estás soltando ese lastre que te lastima y te oprime. El perdón no significa que tengas que llevarte bien con tu ex, o incluso hablarle, no tienes por qué hacerlo si no quieres. Pero lo que significa es que reconoces que no quieres contaminar tu cuerpo y mente con ese tipo de sentimientos. Por eso dejas de recrearte en lo que hicieron, que en realidad no te sirve, solo te enferma.

5. Vive el día a día

Vivir el día a día

Si observas el comportamiento de tu mente notarás que casi de forma compulsiva trae recuerdos del pasado, o se proyecta al futuro. Ambos, pasado y futuro, son ilusorios y no te permiten vivir en el único espacio que es real, el presente.

Vivir a través de la mente, que es pasado y futuro, hace que te pierdas de las cosas que realmente valen la pena y que están en el ahora.

Cuando estás en la etapa de superación, es probable que tu mente te diga “bueno ¿y ahora que vas a hacer con tu vida?”, y te empiece a proyectar al futuro. En ese caso, si el futuro que imaginas es mejor, te producirá satisfacción, la que por supuesto no es real porque proviene de la ilusión. Pero si lo que imaginas es peor, te provocará ansiedad o preocupación.

Por eso, procura vivir el día a día, disfrutando de cada detalle que tienes por pequeño que sea.

Recibir el aire de la mañana, observar el cielo, hablar con un familiar o amigo querido, saborear la comida, incluso respirar de forma consciente. Todo ello puede ser fuente de un placer peculiar que se deriva de vivir el momento presente. Y en ese estado puedes planificar con mejor claridad, fijarte metas o emprender cualquier actividad de forma más enfocada y serena.

6. Fíjate nuevas metas

Nuevas metas para superar una separacion matrimonial

Dile sí a los retos y nuevas experiencias. Si limpias tu lente de los residuos del pasado verás que lejos de ser un desastre, tu situación actual es perfecta para aprovechar nuevas oportunidades.

Aprender una nueva habilidad como tocar un instrumento, un curso de cocina, suscribirte a un gimnasio, viajar, clases de Yoga, autoconocimiento o mindfullness… La lista puede ser tan larga como tus gustos o imaginación.

7. No te aisles

Salir con amigos

Finalmente, no te aisles de las personas. Sal con tus amigos, o haz nuevos, con la tecnología es fácil encontrar personas afines a tus intereses. Puedes revisar Meetup.com o Couchsurfing.com y encontrar grupos de personas que encajen con tus gustos.

Tampoco te cierres a la idea de un nuevo romance. No has fracasado con el anterior, pero si has aprendido y crecido como persona. Eso te servirá para cuando te sientas listo(a) para empezar una nueva relación.

Compártelo!